Síguenos en:

 
 

¿QuÉ es el COMERCIO JUSTO?

Es una ALTERNATIVA al comercio convencional que trata de dar acceso a productos del Sur en los Mercados del Norte, RESPETANDO a las personas y el medio ambiente, eliminando intermediarios y PROMOVIENDO relaciones EQUITATIVAS de intercambio y no tan sólo de donación.


Los criterios del Comercio Justo son:

Salarios y condiciones de trabajo dignos

Relación comercial a largo plazo

Pago de una parte de la producción por adelantado

Los grupos y asociaciones de productores y productoras destinan una parte de sus beneficios a las necesidades básicas de sus comunidades

Ausencia de explotación laboral infantil

Igualdad entre hombres y mujeres

Funcionamiento participativo

Respeto al Medio Ambiente

Productos de calidad

 

CONSUMO RESPONSABLE.

Tus pequeños actos y decisiones diarias tienen consecuencias sobre la sociedad y el medio ambiente.

El Consumo Responsable intenta mantener una mirada crítica y ética, buscando aquellas opciones que más contribuyan a la justicia social y a la conservación del medio ambiente.

Fomentar una sociedad más justa y sostenible es ahora más urgente que nunca. Cada uno de nosotros y nosotras podemos cambiar las cosas, porque los pequeños cambios pueden ser muy poderosos si se llevan a cabo colectivamente.

 

¿Qué puedes hacer tú?

  • Compra comercio justo

Mejorará las condiciones de vida de miles de personas

  • Consume alimentos frescos

Y siempre que puedas… ¡qué sean ecológicos y de temporada!

  • No compres ropa que haya sido fabricada en condiciones precarias

¡Te sentará mejor!

  • Una ducha rápida mejor que un baño

¡Ahorrarás 70 litros de agua!

  • Cuida siempre del entorno natural

Recoge tu basura y no pongas en peligro la flora y la fauna local.

  • Camina, utiliza la bicicleta y el transporte público

¿Y el coche? ¡Compártelo siempre que puedas!

  • Los aparatos eléctricos y cargadores…

¡Apágalos completamente!

 

CONSUMO RESPONSABLE DE PRODUCTOS ALIMENTICIOS Y DE ROPA.

Nuestro consumo está directamente conectado con las condiciones en las que se producen los artículos que compramos. Detrás de una camisa o unos pantalones hay un proceso de transformación de materias primas, de diseño, de patronaje, de confección y de distribución. La globalización ha transformado profundamente estos procesos y las estrategias de las empresas.

La deslocalización de las empresas y la subcontratación de talleres en el Sur han generado un mercado laboral extremadamente precario y a menudo sembrado de abusos por parte de las empresas con los trabajadores y trabajadoras.

La Campaña Ropa Limpia es una campaña internacional de defensa de los derechos laborales formada por una red de más de 250 entidades entre ONGs, sindicatos, organizaciones de personas consumidoras, de mujeres y centros de investigación.

El objetivo de la Campaña Ropa Limpia es investigar y denunciar las condiciones sociales y laborales en el sector de la confección y calzado deportivo para lograr cambios en la industria textil y mejorar las condiciones de trabajo de las personas que trabajan en la cadena de confección.

Más información: www.ropalimpia.org